La clave para que un negocio arranque de un modo prometedor y para que su futuro sea seguro y sólido es el estudio previo del mismo. Los pasos que se van realizando antes de la apertura y de su constitución son elementales para definir el porvenir de la organización y sus posibilidades de cara al mercado que tiene por delante. Realizar esta clase de estudios es imprescindible para saber por dónde hay que moverse, por dónde van a ir los tiros en nuestro negocio y, en definitiva, por dónde empezar.
Seguir Leyendo