A nadie le sorprenderá saber que la industria de la moda está ganando terreno en todo el mundo y que, en nuestro país, ese avance no está siendo menor. La ropa no solo nos sirve para amoldarnos al periodo del año en el que nos encontremos, sino que también sirve para vender nuestra imagen personal, una cuestión que siempre ha sido importante pero que ha adquirido una dimensión muy grande en los tiempos en los que nos encontramos. Y es que, en un mundo gobernado por la imagen, la ropa ha de ser, sin ninguna duda, la mejor de las compañeras para mejorar la nuestra.

Seguir Leyendo