Cuando no todo el turismo es ocio

Cuando no todo el turismo es ocio

Visitar un país extranjero y alojarse en uno de sus hoteles es normalmente sinónimo de descanso, de huida de la rutina, de relax… o eso piensa la mayoría. A pesar de lo que podemos llegar a pensar, la verdad es que en ocasiones este tipo de situaciones pueden ser completamente contrarias. Son muchas las personas que saben de primera mano algo como lo que venimos comentando, principalmente porque lo han vivido en su propia piel durante buena parte de su vida. Y es que el trabajo no es solo quedarse sentado en una oficina.

Viajar por trabajo o por negocios se ha convertido, de un tiempo a esta parte, en algo habitual para muchas personas. Aunque es concebido como algo que suele hacer los dirigentes de una compañía en exclusiva, la verdad es que no está reservada esta clase de actividades a ellos o ellas. La cantidad de profesionales que hace esto con independencia de rango del que puedan hacer gala es importante, y cada día mayor. Es una exigencia de la globalización en la que se mueve nuestra sociedad en la actualidad.

Un artículo publicado en el diario El País en enero de 2016 reflejaba que durante el año anterior, muchos de los turistas que habían llegado hasta el interior de nuestras fronteras lo había hecho por motivo de negocios. En concreto, durante ese año el número de turistas por negocios en España había crecido en un 15%, algo que pone de manifiesto no solo que en España el turismo es algo habitual, sino también que nuestro país está reflejando una gran cantidad de movimiento en lo que a trabajo y empleo de refiere, algo que nos hace mucha falta.

Otro artículo, en este caso de El Economista, nos informaba de cómo son los diferentes tipos de viajeros que acuden a España por trabajo o negocios. El viajero que vive a todo lujo, el que no tiene tiempo o el ocioso son solo tres de los tipos de turistas que visitan España por algún asunto que atañe a su empresa. Y es que no todas las personas que nos visitan lo hacen para conocer nuestras playas o algunas de nuestras ciudades interiores. Tiene que haber de todo y esta es una verdadera prueba de ello.

Que los viajes por negocios han crecido una auténtica barbaridad es algo que ya está más que claro en todos los sentidos. Los directores del hotel Boria Barcelona así nos lo han hecho saber, asegurando que buena parte de la clientela en su establecimiento acude a la Ciudad Condal para resolver algún asunto relativo al trabajo. También nos cuentan que los hay que vuelven mucho por el lugar. Lo que queda claro es que la interconexión que tenemos entre todos los países y todas las empresas a día de hoy obliga a que estemos de un lado a otro de manera continua.

España, uno de los países más beneficiados a tal efecto

Nuestro país es un punto de reunión muy importante para empresas por diversos motivos. En primer lugar, porque la calidad de sus establecimientos y la especialidad en materia turística española están fuera de toda duda. Pero también es imprescindible añadir que España es la entrada a Europa tanto mirando desde África como prácticamente entrando por el Atlántico (con permiso del Reino Unido e Irlanda). Estos dos motivos hacen que haya crecido ese 15% del que hablábamos antes en lo que respecta a la gente que viene a España por negocios.

Casi todos aquellos y aquellas que visitan España por negocios se llevan una buena impresión de nuestro país. Tenemos que tener en cuenta que este tipo de personas suele frecuentar, cuando está en España, hoteles, restaurantes y las instalaciones de las empresas que aquí operan. Y nuestro país es una referencia prácticamente en cada uno de esos puntos que se acaban de comentar. La verdad es que pocos países nos pueden hacer la competencia en lo que tiene que ver con estos asuntos.

Potenciar este tipo de turismo también tendría muchos beneficios para nuestra economía. Nos centramos demasiado en las playas, la historia de nuestras ciudades y demás, algo que es lógico y que también es imprescindible sin lugar a dudas. Pero tenemos que ser capaces de captar a otro tipo de público. De este modo podemos conseguir enormes beneficios y un sector turístico más diverso y con más salidas en caso de que haya cualquier tipo de problema o cambio de tendencias. Estamos convencidos de que en el futuro se va a trabajar en este sentido.

Deja un comentario