La industria de la alimentación ecológica llegó a España para quedarse

La industria de la alimentación ecológica llegó a España para quedarse

Las nuevas generaciones con su preocupación por consumir alimentos amigables con el medio ambiente y llevar una rutina de alimentación saludable han afianzado el mercado para las empresas de alimentos ecológicos.

También, los consumidores están más preocupados por la forma en la que tratan su cuerpo y buscan hacer lo necesario para cuidar su salud. Ahora estos entienden que a través de la alimentación ecológica se pueden evitar una serie de enfermedades vinculadas a los químicos asociados con la producción tradicional.

Por esto, las empresas de cultivo ahora se avocan a preservar la fertilidad del suelo y reconstruirlo de manera natural, no usar químicos ni productos de síntesis que perjudiquen al medio ambiente, usar responsablemente los acuíferos, la rotación de cultivos, y gestión de plagas sostenible entre los demás principios del cultivo ecológico; y es que el gusto por los productos de este tipo ya no son solo de unos pocos. Es un fenómeno que está ocurriendo a nivel mundial y que cada vez tiene más adeptos

De hecho, España es el primer país en producción a nivel europeo y el consumo está en alza. La normativa europea busca homogeneizar un sistema de producción más limpio, que use menos químicos y que tenga un especial cuidado en la cría de los animales, entre otras cosas.

La tendencia ecológica se mide en cifras

En España, el mercado ecológico nacional creció un 12,55% en 2016, últimos datos estadísticos disponibles, posicionándola en el top 10 mundial en términos de volumen de mercado interior con 1.686 millones de euros facturados. EEUU encabeza la lista con un volumen total de mercado de 38.938 millones de euros.

Más, en relación a Reino Unido, España se encuentra en el quinto puesto mundial en superficie agrícola dedicada a lo orgánico.

Andalucía y Castilla-La Mancha concentran más de la mitad de los productores con certificado ecológico, seguidos por Extremadura, Murcia y Cataluña. Sin embargo, de los 3.082 elaboradores/transformadores nacionales, Cataluña y Andalucía lideran este ranking.

Por el momento, el porcentaje de consumo de productos “verdes” en España significa el 1,69% del mercado total de alimentación, pero se espera que se alcancen los 2.000 millones de volumen de mercado para los próximos años.

Las empresas se unen al nuevo fenómeno

Ahora, los productos son más accesibles para el público que antes y existe una mayor oferta porque las fábricas de alimentos han corregido los problemas que se tenían en esta área en mira de la demanda cada vez más creciente de parte del público. También el crecimiento de herbolarios y las ecotiendas es notorio, sumando otra a favor del movimiento saludable.

Según J. Riera, el director del área de Alimentación de la consultora Kantar Worldpanel, autora del informe “Mitos y realidades sobre el consumo de productos ecológicos”, el grueso de las ventas se realiza en las tiendas especializadas (40%), pero se constata que cada vez es más fácil encontrar estos productos en más tipologías de establecimientos con un 42% de aumento.

También cabe destacar la creciente apuesta de las marcas de gran consumo por la categoría bio y la llegada de estos productos a los estantes de las grandes superficies comerciales, donde ahora hasta puedes encontrar el tradicional tomate frito en su versión ecológica de Hida (empresa de alimentos de alta calidad).

Además, en los servicios de catering se confirma la existencia de una cada vez mayor oferta de menús saludables para colectividades. Este fenómeno originado hace unos años dirigido a comedores escolares se está ampliando a empresas y catering empresariales.

Marcas reconocidas han comenzado a aliarse con servicios de alimentación ecológica para suministrar en los comedores de sus empleados, cuidando el impacto medioambiental y controlando el desperdicio de residuos.

Otro indicador de la nueva tendencia se pone en evidencia a través de la pantalla. España supera los 400 registros “.bio” de esta larga lista de empresas, instituciones, proyectos y asociaciones que han decidido añadirle esta extensión a su iniciativa. Cifras que han terminado posicionando al país dentro del top ten de registros “.bio” de todo el mundo.

Junto al crecimiento sectorial se ha desarrollado una iniciativa de acompañamiento a nivel administración pública, imprescindible para fortalecer la competitividad empresarial, el aumento de conocimiento de la población sobre este tipo de productos y la mejorara de su comercialización.

Como resultado del movimiento, se prevé que para el futuro el consumidor y sus motivaciones de compra, las estrategias adoptadas por los diferentes canales y la adaptación de los operadores ecológicos a la nueva realidad continúen marcando la evolución del sector.

Deja un comentario