¿Conoces los distintos tipos de máquinas flejadoras de palets?

¿Conoces los distintos tipos de máquinas flejadoras de palets?

Son muchas las empresas que necesitan máquinas flejadoras de palets, para el desarrollo normal de su actividad. Este aparato, constituye el método más eficaz para asegurar bultos. Los flejes que utiliza, son muy resistentes, y se fabrican a partir de diferentes materiales, como el metal, que por norma general suele ser chapa, de hierro o de acero, textil, polipropoileno y poliéster. Hasta aquí, muy bien, si estás interesad@ en este post, es porque, sin duda, te interesa el tema,  y seguramente, te hará una para trabajar. Pero, ¿conoces todos los tipos de máquinas flejadoras que existen y para que se utilizan? Pues bien, no temas, te vamos a ayudar a encontrar la mejor solución para tu negocio.

Tipos de máquinas flejadoras de bultos

Existen 5 tipos de flejadoras y la perfecta para ti, será aquella que más se ajuste a tus necesidades, en función del trabajo que quieras realizar, el tiempo o el capital del que dispongas para la inversión.

  1. Tensor y pinzas para flejar. Se emplean juntas si se emplean cierres de acero, sin embargo, si los flejes son textiles, es posible colocar el tensor, y a continuación colocar una hebilla, sin necesidad de usar las pinzas. Se trata de un sistema totalmente manual.
  2. Máquinas flejadoras manuales. Son las más sencillas de usar y, mediante un sistema de rodillo tensor y grapas de unión, permiten el flejado de bultos, en un corto espacio de tiempo y con total seguridad.
  3. Máquinas flejadoras eléctricas. Estas flejadoras, emplean flejes de polipropileno o poliéster y como las primeras, son muy fáciles de manejar, ya que no es necesario transportar los bultos sin moverlos, y corta de forma automática los flejes que sobran. Por lo tanto, es más cómoda de manejar que la manual.
  4. Máquinas flejadoras semiautomáticas. Suelen ser de mesa, de altura regulable, y resultan perfectas para manejar todo tipo de bultos, tanto los grandes, como los más pequeños., y como la fuerza del fleje se puede controlar, pueden servir, tanto para cargar paquetes frágiles o que exijan una fuerte tensión para su sujeción.
  5. Máquinas flejadoras automáticas. Son las más completas de todas y súper cómodas y fáciles de manejar, ya que tan solo pulsando un botón, permite tensar, sellar y cortar automáticamente. Otra de las grandes ventajas de este tipo de máquinas flejadoras, es que se puede ajustar a las otras 3, en función de las necesidades del momento.

Cómo elegir la máquina flejadora de bultos perfecta

Cuando se trata de cargas rígidas o pesadas no es suficiente con el plástico para sujetarlas al palet, por lo que flejarlos, es una exigencia si se quiere realizar el trabajo en condiciones de seguridad y sin riesgo de sufrir accidentes o deterioros en la mercancía. Así lo recomiendan en BvPack, especializados en la venta de maquinaria y materiales de embalaje. Aquí, ofrecen las mejores alternativas para optimizar tiempos y garantizar que los envíos lleguen en perfectas condiciones a su destino. Disponen de todo tipo de máquina flejadoras, además de precintadoras, flejes, cintas adhesivas, film, etc…

El más usado, es el flejado en paralelo a diferentes alturas, tanto en posición horizontal como en vertical. Un consejo, para los bultos más inestables, es preferible utilizar el flejado en cruz, ya que de esta forma, los artículos, permanecerán mucho más sujetos y seguros, lo que proporciona una mayor seguridad a la mercancía.

¿Cuál es el mejor sistema para flejar palets?

El mejor sistema, dependerá del nivel de automatización deseado, así como de la velocidad, el modo de colocación, el mantenimiento necesario o, por supuesto, de la pasta.

La velocidad del fleje, viene dada por el nivel de automatización, y ya hemos visto los distintos tipos de máquinas que existen. En este sentido, tenemos que la máquina más veloz, es la flejadora manual automática o la semiautomática, que permiten hasta 3 flejados por minuto, aunque esto también dependerá de las habilidades y la experiencia del trabajador o trabajadora.

Por otro lado, los sistemas manuales permiten la flejación de palets, tanto en posición horizontal como en vertical. No así las semiautomáticas, que están diseñadas para el flejado en una de las dos posiciones, y no en ambas. Además, las máquinas manuales, apenas requieren mantenimiento, al contrario que las automáticas o las semiautomáticas, que al funcionar con una batería, exigen un mayor mantenimiento.

Por último, está la cuestión económica. Las flejadoras manuales son las más baratas, y por unos 200 euros, ya puedes conseguir una. En cambio, las flejadoras manuales automáticas, son más caras, llegando a superar los 2000 euros. Igualmente alta es el coste de las flejadoras semiautomáticas.

Deja un comentario