El deporte, un negocio al alza

El deporte, un negocio al alza

No descubrimos nada extraordinario cuando decimos que el deporte es cada vez más un arma para sobrellevar la vida diaria a la vez que se mejora la salud. Todo ello ha llevado a que sea fuente de negocio para muchos emprendedores. Existen deportes que viven ahora una época dorada como el running o el ciclismo, pero el fútbol, como nos aseguran desde la tienda Marianssport especialistas en el deporte rey, creen que también se ha beneficiado del aumento de licencias y de niños que se apuntan a equipos base.

El sector del deporte y su adaptación al comercio electrónico

Este tema es la mar de interesante y ha visto como el crecimiento ha sido exponencial, pues la gente cada vez gusta más de comprar artículos online. Todo esto incluso ha aumentado en esta época de confinamientos, pues por ejemplo, las bicicletas, tanto las estáticas como las de otros tipos se han ido agotando en las tiendas. Las ventas han llegado a crecer del orden de un 400%.

Se cree además que la tendencia de comprar por la red de redes aumentará más en los años venideros. Los negocios saben que hay que adaptarse rápido, porque es fundamental vender en Internet para poder salida a los stocks.

Está claro que en el sector de los artículos deportivos todos no han tenido los resultados espectaculares, pero es algo puntual, pues se han visto beneficiados más las tiendas de artículos de bicicleta que las de los deportes de equipo.

Los gimnasios y su redefinición

Si hablamos más del mundo del deporte, podemos hablar de que los gimnasios han sido uno de los grandes perjudicados por los tiempos de pandemia. Uno de los principales problemas que han tenido que afrontar es el modelo de negocio que tienen, pues solo una minoría tienen a los clientes con suscripción al año, lo que hace que sea un mercado de gran fragilidad. En los últimos tiempos se ha usado esta tecnología para continuar conectado con los usuarios en los meses que ha existido confinamiento.

Las soluciones que se dan lo que hacen es plantear formas nuevas a la hora de concebir los gimnasios como tal. Ahora se ve que contar con una superficie importante para que pueden acudir los clientes no es tan necesario, pues la posibilidad de teletransmitir muchas de las actividades hace que los deportistas no tengan la necesidad de ir hasta el gimnasio.

Si se tiene una empresa con una óptima planificación de sus clases por vídeo se puede llegar a mucha más gente y hablamos de otras localidades o incluso hasta de países.

El futuro próximo va a tener que combinar lo online con la posibilidad de hacerlo físicamente. Está claro que seguirá habiendo gimnasios que seguirán abiertos para los aficionados que precisen un equipo grande para su entrenamiento o tener un amplio espacio como las artes marciales precisan.

Los importantes cambios de modelo necesarios deben ser planificados y necesitan una gran inversión a nivel financiera. En este sentido, hay que montar una red interactiva y de marketing. La competencia va a ser bastante mayor y aquí debemos hablar de la prioridad que debe haber para captar miembros nuevos.

Habrá que realizar una horquilla a nivel económico para saber qué inversión es necesaria para dar fuerza al negocio. Todo esto depende de la clase de negocio y de la cantidad de abonados que disponga, por lo que lo mejor es seguir el consejo de las consultoras especialistas en el sector.

Las carreras virtuales

Se han producido cancelaciones de muchos eventos atléticos de gran importancia, caso de las medias maratones o las maratones. Esto ha supuesto todo un golpe para las organizaciones de las carreras y también para muchos negocios que viven de esos eventos.

Las ciudades o localidades también se beneficiaban de la llegada de corredores, que en muchos casos iba aparejado con el turismo en el lugar de la carrera. Ahora van a cambiar las formas en que se gestionan este tipo de carreras, con medidas de seguridad y demás opciones para participar.

Existen ya asociaciones que se dedican a realizar eventos que se están adaptando, especialmente en el marco de las alternativas virtuales. En este caso las de realizar pruebas virtuales desde los domicilios mediante una app especialmente dedicada para esto.

El mundo demanda una respuesta a las necesidades actuales y futuras y está claro que la tecnología debe ser la que se ponga manos a la obra para responder a las mismas. Todo esto ha llegado quizá algo más pronto de lo que se tenía pensado, pero no queda otra que coger el toro por los cuernos y adaptarse a la nueva situación.

Deja una respuesta